Películas ¿Cuál es el mensaje final de “La La Land: Una Historia de Amor” (2016)? (SPOILERS)

9 de febrero del 2017

¿Cuál es el mensaje final de “La La Land: Una Historia de Amor” (2016)? (SPOILERS)

[ADVERTENCIA: La presente entrada puede contener Spoilers del final de la película, así como de algunos puntos de su desarrollo]

A estas alturas, es difícil que alguien no haya al menos oído hablar de La La Land, la película musical que está dando aún bastante de que hablar, tras arrasar en los pasados Golden Globes, y convertirse poco después en una de las películas más nominadas de los Premios Oscar, con la nada repudiable cantidad de 14 nominaciones. Con sólo estos dos hechos antes mencionados, ya es suficiente para que la película llame la atención, incluso de aquellos que no son fans del género, y se haga a uno preguntarse qué es lo que la hace tan especial y resaltante, tanto para la crítica como para el público. Pero lo que yo principalmente quiero tratar en esta entrada, es un tema que me parece más interesante, y que lo he tratado de vez en cuando en discusiones orales con otras personas que vieron la película, pero no he visto tanto que Internet lo comente: ¿cuál es el mensaje de la película? O, dicho de otra forma, ¿qué es lo que la película nos quiso decir al final?

Primero lo básico: ¿de qué trata? La película nos cuenta la historia de Sebastian y Mia, dos personas que buscan cumplir sus sueños en la concurrida y a veces absorbente ciudad de Los Ángeles, California. Sebastian es un músico admirador y seguidor del Jazz, que busca abrir su propio Club enfocado en dicho género. Mia, por su lado, se la pasa de audición en audición, buscando la oportunidad que la haga cumplir su meta de convertirse en actriz. Los caminos de ambos se cruzaran un par de veces por mero azar, hasta que al final inician una corta, pero intensa relación amorosa, que marca significadamente la vida de ambos. Sin embargo, no mucho después, sus caminos terminan separándose de nuevo, cuando ambos tienen que tomar decisiones difíciles, en pro de seguir adelante con sus sueños.

Lo anterior es un resumen bastante corto de la trama, pero entre una cosa y otra ocurren más acontecimientos y hechos, que llevan a su resolución. Cómo dije antes, la película es un musical, por lo que las canciones están presentes de principio a fin. Sin embargo, aunque yo en lo personal no soy nada fan de este género, la verdad es que no me pareció pesado o molesto como en otras ocasiones. Las canciones no absorben la película, y se sienten como un agregado ameno, que ayudan a contar la historia, en lugar de ser las canciones directamente las que te la cuentan. Aun así, dicha historia es de hecho tan sencilla y simple como suena, y posiblemente no muy original a simple vista.

Pero, ¿qué es lo que esta historia nos quiere decir al final? Para contestar cuál es intención final de la película, primero tendríamos que entender cuál es la intención inicial de ésta; y lo curioso de La La Land, es que está hecha de una forma tal que no tiene una sola intención, sino más bien se podría decir que tiene tres. Por un lado, es un homenaje completo al género de los musicales y a su larga historia, haciendo referencias y guiños, no sólo a películas específicas, sino a todo el género completo. Incluso el estilo mismo de la película, sus escenas, y sobre todo sus canciones y coreografías, tiene ese estilo que se siente bastante clásico; o, como dirían algunos, “anticuado”.  Sin embargo, al mismo tiempo que es un homenaje, curiosamente funciona también como una parodia, y una crítica al género, marcando entre líneas algunos aspectos resaltantes de éste, pero que de alguna forma lo han mantenido algo estancado durante años. Y la tercera intención, es la que tiene cualquier otra película convencional: contar su propia historia.

¿Cuál es el mensaje final de “La La Land: Una Historia de Amor” (2016)? (SPOILERS)

Como mencioné antes, la relación que surge entre ambos protagonistas, resulta ser algo corta (podría decirse que sólo algunos meses), pero muy significativa. Ambos terminan separándose debido a las decisiones que cada uno tomó por su cuenta, y que resultaron ser incompatibles. Una vez que ambos por separado logran cumplir sus cometidos, Sebastian abriendo su Bar de Jazz y Mia convirtiéndose en una exitosa actriz, tienen un pequeño reencuentro, en el cuál ambos replantean las decisiones que tomaron, y fantasean por un segundo qué hubiera sido de sus vidas si hubieran hecho las cosas diferentes. Al final se separan una vez más, cada quien retomando su camino, y desconocemos si acaso el destino los volverá a juntar de nuevo en alguna otra ocasión.

De entrada, este final dista mucho de los finales a los que los musicales clásicos nos tenían acostumbrados. Estos, al sumergirnos en sus canciones y bailes, nos brindan un ambiente casi mágico, en dónde todo puede ser posible, y donde todo puede resultar justo y como lo deseas. Es bonito, pero por lo mismo, no se siente real. En el mundo real la gente no empieza a cantar de la nada sobre sus vidas, por lo que de cierta forma sientes que te presentan un mundo bastante ajeno y apartado del tuyo. La La Land, sin embargo, rompe con esto, y nos presenta de hecho una historia bastante aterrizada en nuestro mundo y tiempo, y con la que más de uno se puede identificar sin el menor problema, pese a las canciones y bailes de por medio.



Todos tenemos sueños, y casi todos hemos tenido que hacer sacrificios o tomado decisiones difíciles para cumplirlos. Esa es una idea que cualquiera puede entender. Sin embargo, en algunas discusiones que he tenido, sobre todo hablando del final, siento que la gente lleva esa idea un poco más lejos de ello. Me ha tocado hablar con personas que deciden que el final es de hecho una crítica al amor y a los finales felices, y que el mensaje final es que debes elegir entre el amor y tus sueños, y que los finales felices de hecho no existen.

Siempre he sido partidario de que, si algo no es dicho explícitamente en el material original, cualquiera es libre de interpretarlo como mejor le parezca, sin importar lo que su creador o creadores digan. Si alguien interpretó a la película de esa forma, me parece válido. Sin embargo, sólo diré que no estoy del todo de acuerdo con dicha idea.

A pesar de que en Latinoamérica hayan completado el título con “Una Historia de Amor”, la verdad es que yo no creo que la película hablara específicamente del amor como tema central. De hecho, me atrevería a decir que el amor es un tema, a lo más, secundario. La película nos cuenta la historia de dos personas con sus respectivos sueños, y que tienen que separarse para poder cumplirlos. El mensaje que yo interpreto de dicha idea, es que, a riesgo de ser redundante, para cumplir lo que más deseas, muchas veces vas a tener que sacrificar cosas y tomar decisiones que no quieres tomar. En esta ocasión, lo que ambos tuvieron que sacrificar fue su amor en efecto, pero no sentí que fuera específicamente eso de lo que intentaban hablar. Bien podrían ser otros aspectos los que podrías tener que sacrificar, como amistades, familia, comodidades, otros sueños, etc. El manejarlo usando la relación amorosa como tema, me parece que sólo era una forma de conectar más con el público y que nos llegara de una forma más tangible.

También estoy en desacuerdo de que la película fuera una crítica a los finales felices; de hecho, opino todo lo contrario. La película no te dice que los finales felices no existen, sino más bien que sí existen, pero no siempre van a ser justo como te los esperas. La película intenta decirte que la vida no es un guion escrito, donde todos los eventos ya están predestinados, y ocurrirán uno detrás de otro de forma ordenada y con sentido. La vida es de hecho siempre cambiante, da giros, y muchas veces no la puedes controlar. Pero porque las cosas no terminen siendo justo y como te las imaginaste, no quiere decir que sean malas, o que no puedes ser feliz. De hecho, en lo personal, me parece que tanto Sebastian como Mia, tuvieron sus finales felices, sólo que no juntos.

¿Cuál es el mensaje final de “La La Land: Una Historia de Amor” (2016)? (SPOILERS)

Así que, para concluir, así como siento que la película tuvo tres intenciones iniciales, creo que también tuvo tres mensajes que transmitir al final. El primero, fue que los musicales no están muertos, aún hay mucho que pueden compartir con nosotros, y aún pueden ser parte de nuestras vidas. El segundo mensaje, sin embargo, nos intenta decir que para que lo primero ocurra, estos deben de reinventarse, evolucionar, y comenzar a intentar llegarle al público de una manera diferente, y de una forma en la que pueda sentirse más identificado con la historia y las situaciones que plantean. Y por último, nos intenta decir que la vida no es tan simple, que debes de sacrificar para ganar, y que puede haber más de un tipo diferente de final feliz en nuestras vidas, más allá de los convencionales e idealizados que las películas nos han hecho sentir.

La La Land no es el tipo de películas que acostumbro ver. No puedo decir que me parezca la mejor película del año, y ciertamente no estoy de acuerdo en todo lo que se dice de ella. Pero fue una película bien hecha, con un fuerte mensaje, y que supo bien cómo llegar a su público, y que viene a intentar revivir un género que prácticamente ya todos habían olvidado o pasado de largo; ¿lo logrará?, quizás eso sólo el tiempo lo dirá.

¿Qué mensaje les dejó a ustedes esta película? ¿Piensan que es tan buena como todos sus premios y críticas parecen afirmar?

Si te ha gustado mi trabajo y deseas ver más de él, puedes apoyarme invitándome un café. Será enormemente apreciado.

2 pensamientos en “¿Cuál es el mensaje final de “La La Land: Una Historia de Amor” (2016)? (SPOILERS)

  1. Pingback: love copy cartier necklace

  2. Pingback: Interpretación de la historia de “The Babadook” (2014) (SPOILERS) – WingzemonX Opina

Deja un comentario