Anime Opinión sobre la Primera Temporada de “Castlevania” (2017)

9 de julio del 2017

Opinión sobre la Primera Temporada de “Castlevania” (2017)

Más allá de algunas nociones sobre su temática y su estilo de juego, así como un reconocimiento visual de varios de sus personajes más significativos, debo confesar que nunca he jugado con anterioridad un juego de la franquicia de Castlevania, o tengo al menos un conocimiento bastante profundo al respecto. Aun así, al menos estéticamente, sus personajes siempre me han llamado la atención, así como casi cualquier historia que involucre vampiros en el sentido convencional y clásico (ya sabes, criaturas peligrosas y aterradoras, además de atractivas y complicadas).

Hace relativamente poco, se anunció que se produciría una serie animada basada en esta exitosa y conocida franquicia, de corte visual similar al Anime Japonés, producida por Adi Shankar, conocido por sus producciones de marcado ambiente oscuro y violento, para ser distribuida por Netflix, quien en los últimos años ha ganado buen renombre y confianza gracias a sus producciones originales. La noticia fue bien recibida en su momento por el público en general, y yo en lo personal igualmente me sentí interesado, ya que pensé que podría ser un buen momento para conocer más a fondo la historia de la franquicia y a sus personajes, en un formato amigable y moderno.

Para mi sorpresa, este mismo fin de semana se ha estrenado la primera temporada que, para mi mayor sorpresa, fue de sólo cuatro episodios de media hora cada uno. Por lo mismo, me lo pude ver en menos de dos horas. Y la verdad, pese a no conocer los juegos como mencioné antes, quede realmente fascinado con lo que vi.

La serie, que lleva como título sencillamente Castlevania, trata (y cabe mencionar que esto lo digo basándome únicamente en lo mostrado en la serie, no en los juegos) de la historia de diferentes personajes, a mediados del Siglo XV, siendo principalmente los ejes centrales dos de ellos: el temido y famoso Vlad Dracula Tepes, un poderoso y antiguo vampiro que tras perder a la mujer humana que amaba en manos de los humanos y su iglesia, desata su ira y venganza contra Valaquia (antiguo principado de Rumania); y Trevor Belmont, último hijo de la familia Belmont, antigua familia rica y poderosa dedicada por generación a combatir el mal, pero que por sus prácticas han sido catalogados como indecibles y en el momento en el que se desarrolla la historia lo han perdido ya todo.

Opinión sobre la Primera Temporada de “Castlevania” (2017)

Adicional a estos dos personajes, que serían los equivalentes a nuestro villano y héroe principal respectivamente, se nos muestra también a otros dos que indudablemente tendrán más importancia en el futuro: Sypha Balnades, una poderosa hechicera de la naturaleza, parte de un grupo de viajeros guardianes de antiguas sabidurías que se dedican a ayudar a las personas, y que desea hacer lo que sea posible para salvar a la gente de la ira de Drácula, fin que parece sólo tener posibilidades cuando cruza su camino con Trevor. Y por último, Adrian Farenheight Tepes, alías Alucard, hijo mitad humano de Drácula, pero que aun así está dispuesto a detenerlo con tal de salvar al mundo de su venganza.

Los cuatro episodios sirven principalmente como una introducción, tanto para presentarnos a los que serán nuestros personajes principales, como la situación inicial a la que se irán a enfrentar. En resumen, Trevor, Sypha y Alucard tienen que unirse para enfrentar y derrotar a Dácula y así salvar Valaquia y a todas sus personas. La trama es bastante sencilla, reuniendo los elementos clásicos: un grupo de héroes que tienen que combatir a un mal común, siendo muy diferentes entre sí, tanto en sus personalidades y habilidades, como en sus motivaciones. Sin embargo, los personajes resultan ser mucho más interesantes de lo que uno pudiera intuir en un inicio.



Trevor fue quizás el personaje más interesante para mí, saliéndose del arquetipo del héroe perfecto que hace todo lo que hace por el bien común, pero también del más actual personaje que no le importa nada, y sólo termina siendo un héroe por mero accidente. Trevor se encuentra de hecho en un curioso punto intermedio que me pareció muy bien logrado. Fue criado desde siempre en una familia dedicada a combatir el mal: monstruos, vampiros, demonios… Inculcado desde muy joven con esa misión, pero que actualmente su situación es totalmente diferente, perdiendo ya todo lo que su familia poseía, incluyendo su propio renombre y prestigio, y la gente ya los ha repudiado y tachado de herejes. Gracias a esto, Trevor al parecer vive en esa disyuntiva, entre tener que seguir con el legado de su familia y su sagrada misión, para la que fue entrenado y preparado, pero a costa de tener que tenderles la mano a esas personas que son los culpables de su desgracia y que posiblemente ni siquiera lo agradezcan. Es un personaje que se nota que desea ser un héroe, pero la situación en la que vive lo ha motivado desde hace tiempo a no serlo, y simplemente dedicarse a sobrevivir.

Opinión sobre la Primera Temporada de “Castlevania” (2017)

Drácula, por su parte, se presenta de una forma mucho más humana (que quizás no sea la palabra adecuada, dada la situación), no cómo un monstruo sin corazón que hace sus vilezas contra el mundo sólo porqué sí, sino un alma alimentada por dolor y los deseos de venganza. El primer episodio te plasma toda la situación de una manera tal, que la verdad parte de ti (o todo tú) termina sintiendo empatía por el vampiro, y de cierta forma poniéndote de su lado. Alucard fue el personaje que menos se exploró en esta primera temporada, pero igualmente hace alarde de un gran carisma y un trasfondo tan interesante, que roba la atención con tan sólo aparecer en escena. Sypha fue quizás el personaje que más quedó de lado, al no explorarse por completo sus motivaciones u opiniones, y que pareciera que sólo hace lo que hace por un clásico deber moral, pero que a la larga puede que sirva de equilibrio y punto de apoyo de sus dos nuevos compañeros de aventuras.

La ambientación me pareció muy bien lograda, explorando en tan corto tiempo mucho de lo que era la vida cotidiana de dicha época, incluyendo la fuerte influencia de la Iglesia el día y noche de las personas. Igualmente, se maneja una combinación entre magia sobrenatural y tecnología avanzada, que no se siente fuera del lugar, sino que una se complemente bien de la otra.



Pero si hay algo en lo que Castlevania resaltó, es sin duda en su apartado visual. Hacía mucho tiempo que no veía una serie animada occidental con este nivel de calidad en dibujo y animación; incluso en el caso de los animes, la media de las series actuales se quedan por debajo de ésta. El manejo de sombras y colores, los diseños detallados de los personajes y los fondos, muestran el gran esfuerzo y empeño que se le puso al producto final.

Un tema que pudiera variar un poco entre un espectador y otro, es el uso del gore y la sangre. En lo personal, salvo por algunas ocasiones, sobre todo en los primeros dos episodios, en los que pareciera intentar recordarte cada cinco segundo que es una serie “adulta, violenta y grosera”, en general me parece que fueron usados en las medidas adecuadas para plantear la atmosfera de la época y la situación, pero sin caer del todo en lo morboso o vulgar como otras producciones. Siento que quizás un poco menos de esto no hubiera estado mal, pero estoy de acuerdo que sin él, el resultado final no hubiera sido el mismo.

Opinión sobre la Primera Temporada de “Castlevania” (2017)

Si hay algo negativo, si es que es correcto llamarlo de esa manera, que pudiera señalar sobre esta Primera Temporada, es su duración. Sacar cuatro episodios de media hora y llamaros una temporada, me parece hasta casi ofensivo. Es más como una película dividida en cuatro, y aun así no cumple bien con el requisito, ya que ya sea una temporada o una película, debería de ser capaz de contar una historia concreta, pero ésta no lo hace. Al contrario, se siente algo cortada en su final, como si apenas fuera a ser el inicio de algo, pero sencillamente se queda corta, sin llegar ni siquiera a una resolución final del problema inmediato que se presenta. Eso en lo personal, esto me dejó insatisfecho. Por suerte, se ha confirmado ya una Segunda Temporada, que esperemos salga lo más pronto posible.

La serie animada de Castlevania me pareció una propuesta muy bien hecha, muy bien plasmada y explicada, con unos personajes icónicos que incluso los no tan conocedores rápidamente se enamoran de ellos. Aunque esa supuesta Primera Temporada quedó algo corta, dejó la expectativamente bastante alta para lo que pueda venir, que promete bastante de lo que nos mostraron estos primeros episodios, y más. En lo personal, quedó al pendiente de lo que siga, y le recomiendo a todos los fans de las series animadas de acción, terror y aventura, sea o no fans de los juegos de Castlevania, a que le echen un ojo y la disfruten. Pero cuidad, que su contenido puede ser algo crudo y tocar varios temas que pudieran ofender a algunos. Así que igualmente les recomiendo discreción si son susceptibles a algunos temas, sobre todo los que incluyen la violencia, el vocabulario inapropiado y la crítica a la religión.

Si te ha gustado mi trabajo y deseas ver más de él, puedes apoyarme invitándome un café. Será enormemente apreciado.

Deja un comentario