Películas Opinión sobre “Spiderman: Homecoming” (2017)

10 de julio del 2017

Opinión sobre “Spiderman: Homecoming” (2017)

Luego de una relativa larga espera, al fin se estrenó en los cines la más reciente película del Marvel Cinematic Universe, y la primera de dicho universo protagonizada por el que es quizás mi segundo superhéroe favorito del mundo del cómic. Spiderman: Homecoming, es la primera película del Hombre Araña producida por Marvel, en conjunto con Sony, y que introduce a este universo tan amplio de películas y series, los elementos clásicos del superhéroe arácnido. Pero claro, recordemos que no es la primera vez que vemos en sí este personaje en el MCU, ya que anteriormente lo vimos hacer su corto, pero aún sí bastante contundente, debut en la película de Capitán América: Civil War el año pasado.

En esta película, ubicada varios meses después de Civil War, vemos a Peter Parker dividiendo su vida entre la escuela, sus amigos, y su trabajo como Spiderman, protegiendo las calles de Nueva York, e intentando demostrarle a Tony Stark su verdadero valor. Estos deseos de hacerse notar, lo llevan a investigar el caso de un grupo de delincuentes que se encuentran vendiendo armas modificadas con tecnología robada de los enfrentamientos anteriores de los Vengadores (un concepto que se había tocado con anterioridad en la serie de Luke Cage), siendo quizás su gran oportunidad de probarse como héroe.

La película se centra mucho en Peter, y a lo largo de ella intentan mostrarnos su manera de pensar y de actuar, de una forma en la que no fue posible durante Civil War. Conocemos más de su mundo y de las personas a su alrededor. Introduce a nuevos personajes, algunos quizás ya un poco conocidos, a este universo, y nos prepara un poco para lo que ha de venir a largo plazo, aunque su prioridad es sin duda enfocarse en Spiderman.

Si debo ser honesto, mis expectativas sobre esta película eran bastante bajas. Algo ya había comentado al respecto tras mis primeras impresiones del primer tráiler, pero creo que vale la pena detallarlo un poco más. Sí, como dije, Spiderman es quizás mi segundo superhéroe favorito (después de Batman), y uno a los que más cariño y aprecio le tengo. Por eso, mi emoción cuando se anunció que al fin Spiderman sería parte del MCU, no tuvo límites. Pero dicha emoción se fue disminuyendo cada vez más, principalmente tras el anuncio de que sería una versión mucho más joven del personaje (de catorce a quince años).

Opinión sobre “Spiderman: Homecoming” (2017)

¿Por qué la edad del héroe me molestó tanto? Pues, fue más que nada un gusto personal. Ya habíamos visto a un Peter Parker un poco mayor en las dos trilogías anteriores, y uno diría que se ocupaba algo diferente, a lo que yo estaría totalmente de acuerdo. Pero cuando dicen un Peter Parker “diferente”, yo no hubiera pensado en uno más joven, sino todo lo contrario: en uno mucho más adulto, más experimentado y más maduro. Yo sentía que eso era lo que necesitábamos ver, principalmente para que pudiera estar a la par de personajes como Capitán América o Ironman, y no a su sombra (como al final ocurrió un poco).

Pero el hecho de que Marvel y Sony no me quisieran dar lo que yo quería, no es motivo para hacer rabieta, ¿no? Así que, dejando lo que esperaba que fuera en el pasado y enfocándonos en el presente, tras Civil War y tras Homecoming, ¿qué es lo que podemos decir de este nuevo Spiderman?

Para ejemplificar mi opinión al respecto, diré que el personaje interpretado por Tobey Maguire siempre me pareció un muy buen Peter Parker, parecido al de la serie animada, y con esa combinación adecuada entre inteligente y gracioso (involuntariamente). Sin embargo, nunca me gustó como Spiderman en sí, ya que el héroe tiene un elemento de humor y sarcasmo muy característico, que esta interpretación simplemente nunca pudo igualar. En el caso Andrew Garfield, me sucedía al revés. Me parecía un muy buen Spiderman una vez que se ponía el traje, sobre todo con sus ademanes y forma de hablar. Por otro lado, como Peter Parker, nunca pude convencerme de ello, ya sea por su cara o su forma de comportarse, pero nunca me agradó.

En el caso de esta nueva encarnación, interpretada por Tom Holland, me parece un personaje un tanto más equilibrado en esa dualidad, pero no muy resaltante en ninguna de las dos. Me parece un buen Peter Parker, pero no tan bueno como el Tobey Maguire. Me parece un buen Spiderman, pero no tan bueno como el de Andrew Garfield.

Opinión sobre “Spiderman: Homecoming” (2017)

Hay algunos factores importantes que considero que no me dejaron disfrutar de todo este nuevo Spiderman. Por ejemplo, siento que a esta nueva interpretación del personaje, le falta varios de los elementos clave que forman al héroe que todos conocemos. Y uno de ellos, y quizás el principal de todos, es su motivación. Desde antes de que se estrenara Civil War, ya se había dicho que no se recontaría por tercera vez el origen de Spiderman y la muerte del Tío Ben, algo que me parece es aceptable. Pero una cosa es no contarlo, y otra muy diferente sencillamente quitarlo del plano. Por qué si bien, muchos pueden argumentar que no se ha dicho explícitamente si eso pasó o no, y quizás más adelante pueden decirlo, el problema es que, al menos en esta película, la motivación resultante de aquel acontecimiento, parece totalmente ausente en Peter.

“Con un gran poder, viene una gran responsabilidad”, es el lema que todos ligamos con Spiderman, y que es su fuente de fuerza y empuje para actuar. Dicho sentimiento está presente en la película, en efecto, pero de una manera mucho más implícita. Sí, hay muchos momentos en los que Peter prefiere hacer lo correcto o lo que debe de hacer, por encima de los que desea. Pero los motivos y qué lo empuja a hacerlo, nunca se explican, nunca se plasman, y nunca se dicen.



Este ideal que menciono estaba presente de manera clara en las dos encarnaciones anteriores, y era parte de lo que hizo resaltante al Peter Parker y al Spiderman anteriores. Pero aquí, se siente que hace bastante falta. La mayor parte de la película pareciera ser que la principal motivación de Peter, es simplemente agradar a Tony Stark; no más, no menos. Incluso en el mayor momento de declive del personaje, dónde debe tomar las decisiones más difíciles, en donde debe de alzarse de nuevo y ser el héroe que se necesita de momento, sus motivaciones siguen siendo ambiguas. No se expresa con claridad si desea ayudar a las personas, si sigue el pensamiento del gran poder y la gran responsabilidad, si hay algún sentimiento de culpa o deber acompañándolo, o solamente piensa en sí mismo y en Stark.

Y de nuevo, muchos podrían decir que quizás exagero, y que podemos suponer que en efecto dicha motivación es la misma, y suponer que se expresará más claramente en el futuro. Pero ese es en sí un problema, del que al parecer muchos preferimos hacernos de la vista gorda. Pues cuando una película nos deja en el entendido de que debemos suponer, de que quizás, tal vez, eso que no pusieron, sí está aquí, y tal vez lo harán en la segunda, sencillamente se traduce en una mala forma de transmitir un mensaje. Yo siempre he sido de la opinión de que una película debería de ser totalmente capaz de transmitir el mensaje completo, de tal forma que, en este caso, alguien que jamás ha visto una serie o película anterior de Spiderman, o leído sus cómics, deberían de bastarle Civil War y Homecoming para entender a su personaje protagonista y qué es lo que lo impulsa y motiva, y éste no es el caso.

Opinión sobre “Spiderman: Homecoming” (2017)

Y aquí siento que ha habido un gran error al momento de adaptar al personaje, o quizás una incomprensión del mismo, al no poder explicárnoslo de manera tangible y clara su modo de actuar. Y otro ejemplo de ello es la falta del sentido arácnido, que hace poco salió una declaración en la que decían que no lo habían puesto en la película porque en las anteriores se había abusado mucho de él. Pero luego de ver la película, a mí me parece que más bien se les olvidó que éste existía. Quizás no sea así, pero esa impresión me dio, y me hace pensar que quizás les faltó empaparse algo más del personaje antes de escribir el guion, y detectar cuáles eran los factores más importantes y primordiales del personaje, y los que no podían faltar.

Sin embargo, tampoco quiero que piensen que tras todo lo anterior dicho, quiero decir que esta nueva interpretación del trepa muros es un completo desastre. Lo antes mencionado es importante, en efecto, pero también hay cosas buenas que vale la pena resaltar. De entrada, la interpretación de Tom Holland me pareció bastante mejor de lo que me esperaba. Tanto físicamente, como en su personalidad, me parece que el joven actor supo exactamente como transmitir el sentimiento que se desea transmitir. Desde su inexperiencia, hasta su perseverancia y positivismo, se siente genuinamente como uno se pudiera imaginar que actuaría un Spiderman de esa edad. Los efectos especiales, sus movimientos, sus diálogos, todo se sintió en su lugar  en ese sentido.

Así que en verdad, no me siento conforme con este nuevo personaje, pero igual siento que no es totalmente despreciable. Siento que aún puede aprender de sus dos antecesores, e igual hay errores que aún no son tarde para corregir. Por lo que habrá que esperar a ver cómo se desenvuelve en el resto de las películas, pero me siento medianamente positivo en que se puede mejorar bastante.

Pero dejando ya de lado a su protagonista, cabe hablar un poco sobre el resto de los personajes, que en su mayoría hicieron un muy buen trabajo. Ned fue quizás el personaje más disfrutable, divertido, agradable, y un leal compañero y amigo para Peter. La tía May, aunque aparece poco, cumple muy bien su papel, dándonos un estilo muy diferente al de sus antecesoras, pero no por ello malo. Liz igualmente cumple bien el papel que se le asignó, saliéndose un poco del molde de la chica linda y popular que el gusta al protagonista.

Opinión sobre “Spiderman: Homecoming” (2017)

También, algo en lo que las películas de este universo se han portado algo irregulares, dividiendo con frecuencia a los espectadores, es cuando hablamos de sus villanos. En ese apartado, son pocos los villanos, sin contar aquellos de las series de Netflix que siguen estando en este mundo… pero a la vez no, que realmente han sido lo suficientemente bien elaborados y llevados como para considerarlos dignos, siendo quizás el más resaltante Loki, pero sólo en su aparición en la primera películas de Avengers. En este caso, debo decir que Adrian Toomes, alías el Buitre, me ha parecido uno de los mejores villanos que he visto en este universo, tanto por cómo fue escrito, como por la actuación de Michael Keaton.

De hecho, precisamente me recordó un poco al estilo de los villanos de las series de Netflix, un personaje más aterrizado y realista, con intenciones y acciones que pueden ser fácilmente entendibles, y que aun así puede ser intimidante y aterrador. Se aparta bastante de la versión original del personaje, pero en este caso creo que es para bien. Lograron hacer mucho más interesante y bien logrado, un personaje que en sí no lo era tanto.



Un tema que fue muy debatido aún desde antes de que la película se estrenara, fue la participación de Ironman en ella. Había comentarios de que se estaba abusando de él en la publicidad, que de seguro esto sería como un Ironman 4, que le quitaría protagónico a Spiderman, etc., etc. Tony Stark es un tema siempre presente en la película, y como comenté antes, es el principal motivo del actuar de Peter. En ese sentido, uno podría decir que la presencia de Ironman, hizo más daño al personaje que ayudar. Pero yo no estoy de acuerdo.

La obsesión, por llamarla de alguna forma, de Peter con Tony Stark, es hasta cierto punto comprensible, considerando el papel que tiene cada uno en este mundo. Siendo Peter un chico inteligente y habilidoso con deseos de ser héroe, es muy fácil, y comprensible que sienta tal admiración y apego por una figura como la de Ironman. Mi comentario unos párrafos más arriba, no era tanto a que no estuviera de acuerdo en que Peter se portara así con Stark, era más hacia la ausencia de la motivación clásica del personaje.

Opinión sobre “Spiderman: Homecoming” (2017)

Además de todo, la participación de Ironman en la película es muy reducida, mucho más de lo que los trailers y poster pueden dar a suponer. Sus aportes son pocos, y en mi opinión, adecuados. Hacen que la película realmente se sienta unida a este extenso universo, y siento que ayuda más al desarrollo que estorbar. No puedo dar mucho detalle sin caer en Spoilers, pero sólo diré que Tony Stark sólo aparece lo que tiene que aparecer, no más. La película sin duda se centra en Peter y en Spiderman, aunque, repito, la figura de Tony es algo siempre presente al menos de forma intangible.

Si hubo dos personajes que simplemente estuvieron casi de más en la película, y estorbaron más de lo que ayudaron, fueron los personajes de Flash y Michelle. El primero, dejando de lado los abrumadores cambios que realizaron conforme al personaje original, la verdad es que sus acciones en la película son totalmente innecesarias y absurdas. De entrada, por más que querían convencerte de que era el chico que molestaba a Peter y quien le causaba problemas, no logran transmitirlo de manera adecuada. La mayor parte del tiempo pareciera ser él al que molestan; y para acabarla, los actos que comete contra Peter y sus efectos hacia éste, son casi nulos, pues éste casi lo ignora en toda la películas. Podrían haberlo quitado y todo hubiera seguido tal y como fue.

Pero Michelle fue quizás el personaje más sin sentido, más incómodo, y más fuera del lugar de toda la película. ¿Qué hizo?, nada. ¿Para que sirvió?, para nada. ¿Su aparición fue algo relevante?, en lo absoluto. Y no sólo eso, sino que encima de todo se la pasó en cada una de sus escenas haciendo algún comentario que no venía al caso, insultando todo mundo, portándose como una engreída, y al parecer haciendo todo lo posible para caerle mal, no sólo a los personaje a su alrededor, sino a todo el público en general. Confieso que no conozco al personaje original, así que no sé si es así, o simplemente quisieron darle un enfoque diferente a las anteriores chicas de Spiderman. Pero la verdad, espero que este personaje no tenga mayor trascendencia en el futuro como pareciera indicar que tendrá, ya que, al menos a mí, me dejó un pésimo sabor de boca. Si quieren competir contra Mary Jane y Gwen Stacy con ella, están empezando muy mal.

Hablando ya de la película como un todo, me pareció buena y divertida, pero no sentí que me aportara algo nuevo o diferente a las anteriores. En general, la sentí bastante promedio, sin intentar ser despectivo con el término, sino simplemente diciendo que fue como la media de las películas de superhéroes, con todos los elementos necesarios y cumpliendo todo lo que se puede esperar de una película de este estilo, pero sin sobrepasar de forma significativa ninguno de dichos parámetros.

Opinión sobre “Spiderman: Homecoming” (2017)

Quiero aclarar, sin embargo, que en general ninguna de las películas del MCU me parece abrumadoramente “mala”. Hay algunas que son mejores que otras, algunas que tienen elementos flojos, otras no tantos, pero en general creo que todas cumplen con la función de entretener, divertir, mostrarnos un excelente apartado técnico, y sobre todo ampliar este universo compartido. En ese tema, Spiderman: Homecoming se sube también a ese barco, dándonos una película llena de acción, y de momentos divertidos, con personajes principales que son difíciles no querer.

Entonces, ¿es Spiderman una buena película? Regular, diría yo. ¿Es una buena película de Superhéroes? Sin duda lo es. ¿Es una buena película para Marvel Cinematic Universe? Por supuesto. ¿Es una buena película de Spiderman? Pues… sí, pero no la considero la mejor han hecho del héroe, y la verdad sí me dejó mucho que desear en muchas cosas.

Es una película que vale la pena ver si eres fan del superhéroe, y principalmente si eres fan del Marvel Cinematic Universe. Pero se queda muy debajo del potencial y del alcance que pudo haber tenido una película de este grandioso héroe. Otra buena película de Marvel, pero nada que resalte particularmente del resto.

Si te ha gustado mi trabajo y deseas ver más de él, puedes apoyarme invitándome un café. Será enormemente apreciado.

Deja un comentario